Logo de La Esencia del Vino
Imagen bandera de EspañaImagen bandera de InglaterraImagen bandera de FranciaImagen bandera de Alemania
Usuario Administrador: LEDV
Imagen bandera de EspañaImagen bandera de InglaterraImagen bandera de FranciaImagen bandera de Alemania

El Vino de los presidiarios

En lo alto de un monte sobre el mar azul, en la isla más pequeña (2 kilómetros cuadrados) y la más septentrional de las siete del Archipiélago de la Toscana, dos hombres se afanan bajo el sol en una viña de la que acaba de salir al mercado un vino blanco, de 50 euros la botella, destinado a buenos gustadores. 

 

Isla de Gorgona, con sus 220 habitantes, es la sede de un proyecto de rehabilitación de los peores criminales a través de la agricultura. Alrededor del año de 1525 o 1527 fue "descubierta" por el español Diego de Almagro y bautizada luego por Francisco Pizarro con el nombre de Gorgona, inspirado en la mujer cuya cabeza estaba cubierta de serpientes, personaje de la mitología griega, pues en la isla abundaban las culebras venenosas.



 

La isla, colonia penitenciaria desde 1869, produce unas 2.700 botellas de un vino blanco, llamado Castello Vecchio de Gorgona, con la ayuda de una dinastía del vino italiana que goza de siete siglos de experiencia. Los aproximadamente 40 reclusos, también producen carne de cerdo, hortalizas, pollos, aceite de oliva y queso, todos ellos de alta calidad. Los dos hombres de la viña, Brian Baladassin y Francesco Papa, cumplen largas condenas por asesinato y se ganaron el traslado a Gorgona después de pasar años en otras cárceles.

 

 

Más arriba aún que la viña, el siciliano Benedetto Ceraulo, de 55 años, trabaja entre estantes llenos de quesos de leche vaca y de cabra, incluida una 'ricotta' o requesón deliciosamente ligera. Ceraulo fue condenado en 1998 por haber sido el ejecutor de uno de los crímenes más sensacionales de Italia: el asesinato de Maurizio Gucci, último miembro de la familia creadora del imperio de la moda, por orden de su ex mujer.

 

La viña de Gorgona fue plantada en 1999 pero abandonada más tarde. En 2009 un preso, que hoy ya está en libertad,junto Prinzi y Papa, recuperaron las cepas. En 2012, la dinastía de los marqueses de Frescobaldi mandó a expertos a mejorar el cultivo la viña y a dirigir la vendimia ya ese año. Lamberto Frescobaldi, perteneciente a la trigésima generación de la familia, director técnico de la bodega, dice que la viña de una hectárea está situada de manera ideal, de cara al este, con lo que sólo recibe el sol de la mañana, y sobre un suelo rico en minerales. Los Frescobaldi, pagan un sueldo a los presos y luego venden el vino.

 

La alcaide de Gorgona, Maria Grazia Giampiccolo, es conocida por sus métodos progresistas, y también dirige una prisión situada dentro de una fortaleza de los Médici en la ciudad toscana de Volterra, donde los reclusos ofrecen 'Cenas del Presidiario' con la ayuda de cocineros locales. Giampiccolo es abierta partidaria de dirigir a los presos hacia el mundo del trabajo, construyendo relaciones con empresas del exterior.

 

 

Imágenes

Isla Gorgona Colombia Botella de vino de Castello Vecchio de Gorgona Lamberto Frescobaldi

Comentarios

Añadir un Comentario nuevo