Logo de La Esencia del Vino
Imagen bandera de EspañaImagen bandera de InglaterraImagen bandera de FranciaImagen bandera de Alemania
Usuario Administrador: LEDV
Imagen bandera de España

Vino de "palo"

Lollyphile lanza al mercado una serie de chupachups solo para adultos, con sabor a vino, en concreto de Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay.

Enric Bernat , un empresario epañol, con visión y ambición, que provenía de una estirpe de confiteros cuyo abuelo fue el primero en fabricar caramelos en España, tuvo la idea feliz de ponerle el palito al caramelo. Esta innovación sencilla donde las haya: un palo hincado en un caramelo supuso una revolución en el mundo de estas golosinas, con el palito, los niños podían comerse el caramelo con menor riesgo de atragantarse o de mancharse (o sin manchar el caramelo con las manos, según se mire).
 

Pero aquello que empezó siendo exclusivamente para niños, se fue extendiendo al mundo de los adultos. De tal manera que la empresa estadounidense Lollyphile ha lanzado al mercado una serie de chupachups solo para adultos, con sabor a vino, en concreto de Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay. Lo más curioso es, que todos los chupachups están libres de alcohol y usan una combinación de sabores naturales y artificiales en lugar de vino real. Son vegetarianos y sin gluten. 
 
 
Y es que el mercado de las gominolas para adultos es tendencia en el mundo del paladar. Están decididos a crear una industria de este producto. Tanto es así que la variedad de chupachups derivados de bebidas alcohólicas es asombrosa: sabor cerveza, bourbon, absenta, amaretto o café irlandés. Y así hasta mas de treinta diferentes sabores.
 
Para los que no son fan de los Chupachups, pueden disfrutar de ositos de goma para mayores de 18, con sabor a vino rosado. O saborear su producto más exclusivo, ositos de champán Dom Perignon con oro de 24 kilates. Cuesta 100 euros una pequeña caja con un apenas un puñado de dulces.
 

Imágenes

Chupa Chups de vino Enric Bernat

Comentarios

Añadir un Comentario nuevo