Logo de La Esencia del Vino
Imagen bandera de EspañaImagen bandera de InglaterraImagen bandera de FranciaImagen bandera de Alemania
Usuario Administrador: Duran
Imagen bandera de EspañaImagen bandera de InglaterraImagen bandera de FranciaImagen bandera de Alemania

Diferencias entre Vino Joven, Crianza y Reservas

Una de las maneras más común de clasificar el vino es por edad: joven, roble, crianza, reserva.

Los vinos se pueden clasificar en función de su edad en el momento de ser etiquetados y del proceso de crianza y envejecimiento que han seguido.

En España se establecen cuatro categorías (tanto para los tintos como para los blancos): vino joven, vino crianza, vino reserva y vino gran reserva. La diferencia entre ellas radica en el tiempo/tipo de envejecimiento necesario para pertenecer a una categoría u otra. Se define un tiempo mínimo de envejecimiento en barrica y el tiempo mínimo total que debe ser envejecido (entre barrica y botella). Estas menciones hacen únicamente referencia al tiempo que pasa el vino envejeciendo en la barrica primero y después en la botella, por lo que no son indicativos de la calidad del vino.

Los vinos jóvenes son vinos comercializados en su primer o segundo año de vida. Suelen pasar de los depósitos a la botella sin un periodo intermedio de crianza en barrica, lo que hace que prime la frescura y los aromas primarios procedentes de la uva.



Los vinos de crianza se comercializan como pronto en su tercer año de vida. Tienen un envejecimiento mínimo de 24 meses para el caso de los tintos y de 18 meses para los blancos y rosados. De este periodo de envejecimiento, 6 meses como mínimo deberán ser en barrica, pudiendo ser el resto del envejecimiento en botella antes de ser etiquetados.

Los vinos de reserva han sido sometidos al menos a tres años completos de envejecimiento. Tienen un envejecimiento mínimo de 36 meses para el caso de los tintos y de 24 meses para los blancos y rosados. El periodo mínimo de permanencia en barrica aumenta a 12 meses para el caso de los tintos, aunque sigue siendo de 6 meses para blancos y rosados.

Los grandes reservas se elaboran sólo en añadas con uva de gran calidad. Tienen un envejecimiento mínimo de 60 meses para el caso de los tintos y de 48 meses para los blancos y rosados. El periodo mínimo de permanencia en barrica, para el caso de los tintos, aumenta hasta los 18 meses.

Tabla de crianza y envejecimiento de vinos Tintos:

Tipo de Vino Mínimo en Barrica Mínimo Barrica + Botella Comercialización
Joven 0 meses 0 meses Primer o Segundo año
Crianza 6 meses 24 meses Tercer año
Reserva 12 meses 36 meses Cuarto año
Gran Reserva 18 meses 60 meses Sexto año

 

Tabla de crianza y envejecimiento de vinos Blancos y Rosados:

Tipo de Vino Mínimo en Barrica Mínimo Barrica + Botella Comercialización
Joven 0 meses 0 meses Primer o Segundo año
Crianza 6 meses 18 meses Segundo año
Reserva 6 meses 25 meses Tercer año
Gran Reserva 6 meses 48 meses Quinto año

 

Algunas bodegas consideran que estas categorías resultan demasiado rígidas, y proporcionan a sus vinos los periodos de crianza en barrica y de envejecimiento en botella que estiman más adecuados, renunciando a etiquetarlos como jóvenes, crianzas o reservas si no se ajustan a los tiempos de referencia establecidos por el Consejo Regulador.

Por otro lado, los consejos reguladores de las denominaciones de origen pueden ser más restrictivos y aumentar estos periodos de crianza o envejecimiento para su D.O.

 

Por último, os dejamos con la curiosa iniciativa que desde Bodegas Matsu han tenido para resaltar en el etiquetado el tipo de antigüedad a la que se ha sometido el vino (el picaro, el recio y el viejo):

 

Imágenes

Imagen botellas Bodegas Matsu

Bodegas relacionadas

Bodega Matsu

Logroño-La RiojaLa Rioja

Vinos relacionados

Matsu El Pícaro

Elaborado de viñedos centenarios de cultivo ecológico y bajo técnicas de biodinámica, este vino joven de Toro busca la parte más calmada de la Tinta de Toro.

Ver vino

Comentarios

Añadir un Comentario nuevo