Logo de La Esencia del Vino
Imagen bandera de EspañaImagen bandera de InglaterraImagen bandera de FranciaImagen bandera de Alemania
Usuario Administrador: Charly
Imagen bandera de España

El vino mas viejo del mundo reposa en una Iglesia de León

El misterio permanece intramuros en la Real Colegiata Basílica de San Isidoro de León

 
El lugar que parece guardar el que dicen es el vino más viejo del mundo, es una iglesia y está en León. Estamos hablando de La Real Colegiata Basílica de San Isidoro, uno de los conjuntos arquitectónicos de estilo románico más destacados de España y cuna del parlamentarismo con Alfonso IX, y este lugar, tan sagrado, esconde en sus entrañas semejante tesoro milenario

 
Se trata de una barrica con vino de mil años de antigüedad. Aseguran que es un vino único al que custodian cuidadosamente todos los días del año y que solo pueden probar seis clérigos privilegiados el Jueves Santo.  La leyenda dejó dicho que la barrica milenaria fue llenada por el santo Martino de León hace casi mil años con «con once cántaros de vino», lo que equivale a unos 176 litros (en cada recipiente entran 16). Y es en la noche de este Jueves Santo cuando el abad, siguiendo un viejo ritual que hunde sus raíces en la Edad Media, sacará de ella una jarra –«medio litro, más o menos»– y repondrá justamente el doble. Se hace así porque el roble «se impregna» con el líquido y genera un sobrante, que es el que se bebe al cabo del año. Al acto protocolario acuden los siete canónigos de la basílica, todos ellos sacerdotes diocesanos con edades entre 50 y 80 años. 
 
El incógnito lugar que lo custodia solo se abre una vez al año para permitir el acceso a quienes están destinados a catar el que dicen es un vino fuerte, algo dulce y con un sabor como el mejor coñac. El resto del año su doble puerta de hierro y madera permanece herméticamente cerrada con doble cerrojo y las llaves que las franquean están en manos de dos custodios (una la guarda el abad de turno y la otra, el administrador), impidiendo el acceso a cualquiera que que tenga el remoto pensamiento de intentar acceder al interior de este lugar secreto.
 
Lugares como estos, inaccesibles y deliciosos, son siempre susceptibles de crear leyendas a su alrededo y La Real Colegiata Basílica de San Isidoro que hoy nos ocupa , no podía ser menos. En su caso dicen que cuando alguno de los abades elegidos probaba este vino, oía después cantar al gallo de la torre, el mismo gallo dorado que remata el campanario del templo. Con el tiempo, algunas autoridades pudieron saborear este vino milenario cuya cata queda restringida, desde hace casi quince años, a los abades de la basílica antes mencionados. Ni siquiera los más expertos en vino ni los mejores enólogos han conseguido una pequeña muestra para analizarlo. 
 
Todo un misterio que vive desde hace mil años en la Comunidad autónoma de Castilla y León; todo un tesoro que se oculta con esmero en el interior de una de las construcciones románicas más importantes de la geografía española.

Imágenes

Real Colegiata Basílica de San Isidoro, en León

Comentarios

Añadir un Comentario nuevo